21 dic. 2012

Para no perder detalle

Atlas de detalles constructivos
Peter Beinhauer
Gustavo Gili, 2012

En la era de los contenidos compartidos, de los tsunamis de la información y de la reproducción incontrolada de "content curators", conviene que haya personas que pongan orden en aspectos pragmáticos pero necesarios, como el rigor de los detalles constructivos. | In the age of the shared contents, tsunamis of information and uncontrolled reproduction of "content curators", there should be people bringing order to pragmatic but necessary aspects, as the rigor of the construction details.




Es el caso del Atlas de detalles constructivos que Peter Beinhauer viene compilando desde hace ya 7 años. La nueva edición, recien publicada por Gustavo Gili, incluye más de 300 detalles rigurosamente clasificados en 9 capítulos (cimentaciones, cerramientos exteriores, divisiones interiores, ventanas, puertas, forjados, escaleras, cubiertas inclinadas y cubiertas planas).

No es casual que los profesionales de la construcción nos veamos cada vez más inundados de información para resolver encuentros constructivos. Fabricantes de materiales y sistemas, empresas constructoras, ingenierías, etc., proponen cada año soluciones gráficas con las que "convencer" a arquitectos y técnicos. Por eso vale la pena repasar calmadamente cada detalle, comprobando que se cumplen las exigencias constructivas y estéticas que nos hemos propuesto.

Es probable que la industria productora de materiales y sistemas vaya por delante del sector de la construcción que coloca en obra esos productos -especialmente en algunos lugares como España. La mano de obra "no tan especializada" exige rigor por parte de los técnicos para facilitar los procesos y perfeccionar la compatibilidad de todos los sistemas.

Por eso este atlas, con su clasificación taxonómica de los elementos constructivos, es una herramienta absolutamente útil para resolver cada necesidad técnica con el máximo sentido común y sin excesos gráficos incomprensibles.

David H. Falagán