31 oct. 2014

Posciudad / Promisciudad

Urbanismo ecológico
Mohsen Mostafavi, Gareth Doherty (ed.)
Gustavo Gili, 2014

En el año 2009 la Graduate School of Design de Harvard organizó un simposio con el objetivo de analizar las implicaciones de una mirada ecológica sobre los actuales sistemas urbanos. Con este evento como origen, se edita este volumen, que incluye artículos, proyectos, conferencias o documentos de investigación vinculados al tema del simposio. | In 2009 Harvard Graduate School of Design organized a symposium with the aim of analyzing the implications of an ecological perspective on current urban systems. Taking this event as a trigger, it has been published this volume, including articles, projects, lectures and research papers related to the topic.






Empezando por el final, si alguien tiene curiosidad por leer reflexiones críticas respecto de lo que se habló en el simposio, que se pase por el blog http://gsd-ecologicalurbanism.blogspot.com.  O, valga la redundancia, que empiece el libro por el final, porque ahí se incluyen transcripciones de los posts publicados por los estudiantes de la GSD para documentar las exposiciones. Su debate es interesante, a veces un poco ingenuo, pero desde luego abordan sin complejos los múltiples frentes de la discusión: la interdisciplinariedad, el desencuentro entre el optimismo tecnófilo y el pesimismo apocalíptico, el papel del diseño en todo este contexto.

Mohsen Mostafavi expone claramente la intención de la publicación: El objetivo de este libro es proporcionar un marco de referencia que, al unir ecología y urbanismo, pueda ofrecernos el conocimiento, los métodos y las claves de lo que puede ser lo urbano en años venideros. La visión no deja de ser pragmática: la sostenibilidad se ha extendido en la práctica arquitectónica entre el escepticismo frente a lo que debe considerarse como "diseño sostenible" y la dificultad de aplicación en la escala urbana.

De ahí surge el concepto del Urbanismo ecológico que, como apunta el mismo autor, no deja de parecer un oxímoron (y lo es, si la ciudad sigue devorando territorio, energía y recursos). Por eso el texto se plantea como un relato de las oportunidades que ofrecen aquellas situaciones en las que la innovación se ha proyectado sobre las distintas facetas, etapas y procesos del diseño.

El libro se divide en 12 secciones, que tratan de clasificar más de 100 aportaciones de todo tipo en torno a su estrategia de implicación en el debate. Así, encontramos desde aportaciones teóricas que se plantean anticipar el futuro de las metrópolis, hasta mecanismos que proponen cómo interactuar, colaborar o medir el impacto de los planteamientos ecológicos en la ciudad. Aunque se cuele algún profeta heroico -véase Rem Koolhaas (por otra parte, gancho del debate en el simposio)-, el conjunto de las aportaciones resulta sumamente interesante y nada superficiales, y especialmente interesantes aquellas que remiten a contextos poco conocidos desde el mundo occidental, pero absolutamente representativos del estado del planeta. 

Mientras la disciplina se pone manos a la obra, muchos hablan ya de "posciudad". De momento, yo diría que la cosa no pasa de "promisciudad" (de acuerdo con Gramsci: Lo que existe en cualquier punto del tiempo es una combinación variable de lo viejo y de lo nuevo, un equilibrio momentáneo de relaciones culturales).

David H. Falagán