21 dic. 2014

El Lissitzky, artista total

El Lissitzky: la experiencia de la totalidad
Oliva María Rubio (comisaria), Miriam Querol (coor. catálogo)
La Fábrica, 2014

Para quienes tengan tiempo estas navidades, un buen plan es pasarse por la exposición El Lissitzky: la experiencia de la totalidad, visitable hasta el 18 de enero en la sala de exposiciones temporales de La Pedrera en Barcelona (Fundació Catalunya-La Pedrera). Para los demás, muy recomendable el catálogo editado por La Fábrica. | For those with free time this Christmas, a good plan is visiting the exhibition El Lissitzky: the Experience of Totality, open until January 18 at the temporary exhibition hall of La Pedrera in Barcelona (Fundació Catalunya-La Pedrera). For all other, the catalog published by The Factory is highly recommended.




El catálogo reproduce los materiales expuestos en la muestra -hasta 138 piezas- y ha sido producida conjuntamente por el Museo Picasso de Málaga, el MART (Museo d'arte moderna e contemporanea di Trento e Rovereto), la Fundació Catalunya-La Pedrera y La Fábrica. Su protagonista,  El Lissitzky, es analizado poniendo atención a las características fundamentales de cada una de sus etapas creativas.

Eliezer (Lázar) Markóvich Lissitzky (1890-1941) es reconocido por la historiografía del arte como una de las figuras más influyentes de las primeras décadas del siglo XX. Se trata de un personaje absolutamente polifacético, cuya trayectoria incluye incursiones en la pintura, el diseño gráfico, la tipografía, el diseño de exposiciones, la arquitectura o la fotografía. Y lo que es más interesante, durante toda su carrera practicó la hibridación entre estas actividades, desdibujando sus propios límites disciplinares. Esta hibridación se produjo también a nivel cultural, dado que trabajó en Rusia pero también en Europa, especialmente en Alemania.

De una manera esquemática, habitualmente se han reconocido tres etapas en su actividad creativa. Como expone la comisaria de la muestra, Oliva María Rubio, El Lissitzky trabajó con los sóviets tras la Revolución de Octubre  de 1917, con el arte de vanguardia europeo en los años veinte y como propagandista del régimen estalinista en la década de 1930, hasta su muerte. De entre toda su producción, ampliamente reproducida en el catálogo, destacan sus conocidos Prounen (proyectos para la afirmación de lo nuevo), desarrollados mayormente durante su estancia en Vitebsk (1919-1920), donde fue invitado a dar clases de arquitectura por Marc Chagall y donde entabló relación con Malévich. En palabras del propio Lissitzky, Proun comienza como superficie plana, se convierte en modelo del espacio tridimensional y acaba construyendo todos los objetos de la vida diaria.

Completando el catálogo se incluyen textos de Valery Dymshits, Isabel Tejeda Martín y del propio Victor Margolin, el profesor de la Universidad de Illinois pionero en el estudio de la Historia del Diseño. Su lectura del autor, entre el arte de la vanguardia y el diseño al servicio del estado, es una aportación imprescindible para todo aquel que quiera aproximarse a esta figura de la modernidad.

David H. Falagán