14 sept. 2015

Historias de la historia de la Arquitectura

Vidas construidas. Biografías de arquitectos
Anatxu Zabalbeascoa, Javier Rodríguez Marcos
Gustavo Gili, 2015 (2ª ed. rev.)

En ocasiones, las historias son la mejor manera de acercarse a un tema. ¿Quién puede evitar quedar atrapado por misterios sin resolver, amores despechados o rivalidades a muerte? Más allá del cemento y las estructuras, la Arquitectura también es una materia viva, que respira, llora y ama, por ejemplo, en las vidas de quienes la han creado a través de los siglos. | Sometimes stories are the best way to approach a subject. Who can avoid getting trapped by unsolved mysteries, unhappy loves or rivalries to death? Beyond the concrete and structures, architecture is also a living material that breathes, cries and loves, for example, in the lives of those who have created over the centuries.




Conocer la personalidad y contexto de arquitectos fundamentales como Brunelleschi, Wright o Aalto es una propuesta que no pasa de moda, como confirma la versión revisada de Vidas construidas, volumen de Anatxu Zabalbeascoa y Javier Rodríguez Marcos aparecido en 1998, hace 17 años, cuando internet empezaba a colarse en nuestras vidas, mirábamos el email una vez a la semana y las redes sociales eran charlas de bar. El éxito de las biografías es largo, desde aquellas Vidas paralelas de Plutarco que inauguraron el género. Aquí los personajes también corren a veces en paralelo, como Borromini y Bernini o Le Corbusier y Mies van der Rohe. En otras ocasiones son como islas que navegan en fluidos diversos -cómo no rendirse a consideraciones como "Mackintosh se lo debía todo al té y casi todo lo perdió con el wishky".

Estas vidas construidas se pueden observar desde perspectivas bien diferentes, a las que aportan ideas y aprendizajes. Los perfiles y sus historias nos muestran que no solo hay una personalidad creadora, una receta a seguir, un secreto, más allá de la pasión hacia lo que se hace y altos grados de persistencia y trabajo. Ahora que el discurso de la creatividad se ha desbordado hasta inundar hasta el mundo empresarial, este podría ser un texto a revisar para ver que mentes altamente creativas tuvieron devenires y rutinas muy diferentes.

Vidas construidas podría ser un buen título a tener en cuenta por los próximos Reyes Magos, en especial para regalar a aquellos jóvenes (o no tan jóvenes) que sienten cierto cosquilleo al hablar de Arquitectura. De manera amena, a través de aventuras vitales bien diferentes, nos acerca a épocas, estilos, maneras de hacer y obras capitales. Los volúmenes de divulgación general son rara avis en las librerías, pero es importante su papel en la difusión del conocimiento a un público amateur y curioso aunque no especialista.

Quienes conozcan sobradamente las obras de Le Corbusier, de Gropius o Gaudí, encontrarán una llamada de atención para volver no sobre la materia inerte, sino sobre la sangre y las pasiones por las cuales se levantaron. ¿Quién se atrevería, como Bernini, a quemarse una pierna para mostrar el sufrimiento y servir de modelo al rostro de San Lorenzo?

El volumen presenta 20 biografías, en las que se echa en falta alguna mujer que nos recuerde que la arquitectura no solo es cosa de hombres.

Isabel Aparici