22 abr. 2017

Lacaton & Vassal. Actitud manifiesta

Actitud
Anne Lacaton, Jean-Philippe Vassal
Gustavo Gili, 2017

Recuerdo el número que la revista 2G dedicó a Lacaton & Vassal en 2011, no solo por la calidad de los proyectos que se publicaban, sino también por un pequeño y maravillo texto que ambos firmaban al final del volumen. Ese mismo documento, acompañado por otros pequeños manifiestos, completa esta exquisita recopilación. | I remember the volume that the magazine 2G dedicated to Lacaton & Vassal in 2011, not only for the quality of the projects that were published, but also for a small and wonderful text that both signed at the end of the publication. That same document, accompanied by other small manifestos, completes this exquisite compilation.





Mentiría si negara que Lacaton & Vassal son probablemente uno de los equipos de arquitectos en activo que más respeto me merecen, así que todo lo que sigue puede ser considerado una valoración subjetiva (mejor lo digo ahora y me quedo tranquilo). Sin embargo, en una época en la que hasta la contra-starchitecture se ha dejado seducir por los medios y el glamour (véase el premio Pritzker 2016), Lacaton & Vassal han seguido trabajando fieles a unos valores que ellos mismos identifican en este pequeño libro.

Sus escritos son breves, pero precisos. No hay circunloquios perifrásticos (paja). Son directos, comprensibles y abordan de manera honesta el paquete de cuestiones que ponen sobre la mesa a la hora de proyectar arquitectura. Sus valores son honestos y casi podríamos enunciarlos a modo de manifiesto. Puestos a resumirlo, podría tener un aspecto parecido a este decálogo:

1. La arquitectura se posiciona como superposición, nunca como imposición a lo preexistente.
2. Lo existente es el mayor soporte de la imaginación.
3. La estructura de los edificios se plantea de manera independiente al contenido.
4. Cuanto mayor volumen consigue un espacio, disfrutará de mayor flexibilidad.
5. Plantear desde la ficción las condiciones de cambio de la arquitectura es inspiración.
6. El cerramiento se plantea adaptable, de la misma manera que el vestido de una persona.
7. Combinar lo climatizado con lo bioclimático optimiza el comportamiento del edificio.
8. Construir lo máximo con el menor coste es posible.
9. La economía es la herramienta que ayuda a dejar lo formal en segundo plano.
10. La ciudad se piensa desde el habitante, no desde el mapa.

Mejor que ellos mismos lo resuman en dos. Uno: "Nuestra actitud consiste en no derribar, ni deshacer, ni cercenar lo que está vivo, sino, al contrario, en reforzar, contribuyendo así al equilibrio de las estructuras urbanas existentes". Dos: "Pensamos en la economía como un vector de libertades, eficacia, precisión e ingenio que permite aumentar la experiencia del lugar, producir generosidad. Considerar la economía como parte integrante del proyecto permite no claudicar ante la cultura de la composición urbana, renunciar definitivamente a toda certidumbre y a todo prejuicio estético".

Aunque poco dados a expresarse por escrito, Lacaton & Vassal muestran en sus palabras la misma actitud sincera, optimista y auténtica que destaca en cada uno de sus proyectos.

David H. Falagán