5 dic. 2017

Eisenman ha escrito

11+L. Una antología de ensayos
Peter Eisenman
Puente Editores, 2017

Podríamos considerar a Peter Esenman como a uno de esos personajes sin los que sería difícil entender parte de la arquitectura del siglo XX. Y al mismo tiempo, seguramente es un arquitecto que no es fácil de explicar. Una buena ayuda para ello es una antología de sus textos, como la que se propone en este volumen. | We could consider Peter Esenman as one of those characters without whom it would be difficult to understand part of twentieth century architecture. And at the same time, he is surely an architect who is not easy to explain. A good help for this is an anthology of his texts, such as the one proposed in this volume.



Empezando por el título, 11 hace referencia al número de artículos teóricos y reseñas críticas escritas por Eisenman y seleccionados por la editora del texto, Anna Pla Català. Entre ellos se incluyen desde el magnífico "Hacia una comprensión de la forma en arquitectura", traducción del original publicado en Architectural Design en 1963, hasta el profundo "La autonomía y la voluntad crítica", aparecido originalmente en Assemblage en el año 2000. Se cubren así casi cuarenta años de reflexiones arquitectónicas en torno al análisis de la forma, la emancipación disciplinar de la arquitectura, o la relectura en clave estructuralista/post-estructuralista de algunos referentes como Le Corbusier o Giuseppe Terragni. 

Por otra parte, L es un grupo de cuatro escritos sobre sus obras, entre las que se incluyen reflexiones sobre la propuesta para el concurso de Koch-/Friedrichstrasse en Berlín, sus primeras casas (I a VI) o el proyecto de Fráncfort Rebstock. Deconstrucción, movimiento o pliegue son argumentos que se explican desde su trabajo proyectual, y que el libro pone en contexto teórico añadiendo la traducción de una carta que Eisenman remitió a Jacques Derrida en 1990.

No es casual que el originalmente miembro de los New York Five (junto a Gwathmey, Hejduk, Meier y Graves) dedicara buena parte de sus inquietudes teóricas a la exploración del significado de la forma. También es comprensible que esta construcción teórica derivase con los años a una inquietud madura por el significado teórico de la liberación de la forma, que él mismo practicó desde su oficina. 

Coincido con el el autor del prólogo, Sanford Kwinter, en que la mirada retrospectiva que aporta una antología como esta facilita una lectura en perspectiva de la evolución de las inquietudes arquitectónicas. Puede entenderse cómo de una teoría ingenua y absoluta (con los ojos de hoy), y la experimentación formal de las primeras décadas, se avanza hacia una reflexión más profunda (y más compleja) que tiene una expresión arquitectónica más especulativa. Con todo, el conjunto del libro es un registro muy completo de la lectura de los sistemas formales por parte de uno de los autores más importantes de la arquitectura de la segunda mitad del siglo XX.

David H. Falagán