14 feb. 2019

Rastreando las mujeres que han construido ciudad

Mujeres, casas y ciudades. Más allá del umbral
Zaida Muxí Martínez
dpr-Barcelona, 2018

El volumen Mujeres, casas y ciudades es un complemento perfecto para muchas de las historias de la arquitectura que tenemos en nuestras bibliotecas: en sus páginas transitan mujeres que no aparecen en la historiografía habitual y nos ofrece una reflexión sobre el porqué de esas ausencias.




La nómina incluye arquitectas, urbanistas, mecenas, clientas o científicas;  en definitiva, perfiles que han participado en la construcción de la ciudad, y en especial del ámbito doméstico, con aportaciones valiosas desde campos bien diversos. El objetivo final de Muxí es poner una pieza más para la construcción de un nuevo discurso con valores diferentes a los patriarcales y que incluya a las mujeres, para que “dejemos de ser las otras, las desconocidas, las invisibles”. La obra se plantea una nueva narrativa, complementaria a la que conocemos, desde una visión abiertamente feminista.

En la casi centenaria lista de nombres encontramos a Angela Burdett-Coutts (ideadora de viviendas obreras en el siglo XIX), Catherine Beecher (impulsora de la economía doméstica y la casa eficiente), Harriett Irwin (creadora de casas hexagonales), Julia Morgan (que trabajó para la familia Hearst en California) o Catherine Bauer (activista por mejores políticas de vivienda). De cada una de ellas se nos presentan datos biográficos y profesionales, mostrando que, en lo que respecta a las mujeres, ambos planos están estrechamente relacionados: en la mayor parte de casos, la experiencia cotidiana es el detonador de las innovaciones que proponen. Muxí traza unos retratos humanizados, no exentos de crítica, alejados de las heroicas figuras masculinas a las que nos ha acostumbrado la historiografía canónica. A esos titanes –individuos que puede parecer que trabajaran en solitario- se contraponen estas profesionales, a las que vemos colaborar y crear en equipo. 

El libro se mueve en dos planos: el de la casa (espacio de la primera socialización, durante siglos el espacio reservado a las mujeres) y la ciudad (continuación de la vivienda, espacio generado también desde una determinada concepción de la división de roles por género). “El desafío es construir un espacio sin género ni orden patriarcal, y por lo tanto, jerarquías; un espacio para visibilizar las diferencias” nos dice la autora.

Mujeres, casas y ciudades es fruto de un trabajo de investigación desarrollado durante más de 14 años. En este tiempo Zaida Muxí ha evolucionado puntos que ya aparecían en su tesis La arquitectura de la ciudad global y que ha ido madurando en numerosos artículos académicos y libros, como Aquitectura y política (escrito junto a Josep M. Montaner).

Mujeres, casas y ciudades traza una valiosa e inspiradora genealogía que es solo el primer paso: esta obra deja muchos cabos sueltos que pueden convertirse en nuevas investigaciones que acerquen al público en lengua castellana a figuras femeninas hasta ahora ocultas o desdibujadas. 

Isabel Aparici