26 may. 2015

La ciudad de Aldo Rossi

La arquitectura de la ciudad
Aldo Rossi
Gustavo Gili, 2015 (1966)

Teniendo en cuenta que la primera versión italiana de este libro se publicó en 1966, son ya varias las generaciones de arquitectos que en algún momento lo han considerado como un texto de referencia. La nueva y excelente edición recien publicada por Gustavo Gili gustará tanto a nostálgicos como a recien llegados. | Considering that the first Italian version of this book was published in 1966, there are already several generations of architects who have considered it as a reference book at some point . The excellent new edition, recently published by Gustavo Giliwill appeal to both nostalgic and newcomers.




 

Los que se enfrenten al texto por primera vez, descubrirán a un Rossi obsesionado por comprender la realidad urbana, su dimensión histórica, los elementos que la conforman, su arquitectura, su complejidad humana y política. Pocos libros son tan descriptivos desde sus primeras líneas:

"La ciudad, objeto de este libro, se entiende aquí como una arquitectura. Al hablar de arquitectura no quiero referirme solo a la imagen visible de la ciudad y el conjunto de sus arquitecturas, sino más bien a la arquitectura como construcción, a la construcción de la ciudad en el tiempo."

Se percibe la interpretación de la ciudad como "acción" o, en sus propios términos, como "hechos urbanos". Eso sí, es una interpretación dirigida a la búsqueda de una teoría de la ciudad, en la que tienen cabida tanto las argumentaciones estéticas como las ambientales.

En sus cuatro míticos capítulos se recorren conceptos que son ineludibles a la hora de valorar este texto y sus influencias posteriores: la construcción de la ciudad en el tiempo, el problema tipológico, el locus, la memoria colectiva... Difícilmente podría haberse desarrollado una crítica más oportuna al "funcionalismo ingenuo" que a través de este autor, que recurre a sucesivas lecturas teóricas (desde Benedetto Croce hasta Maurice Halbwachs) para reclamar un pensamiento analógico aplicado a la ciudad.

Aunque algunas reflexiones nos puedan parecer un tanto viejunas -o más bien bañadas en cierta jerga intelectualoide de influencia estructuralista- la mayoría de los contenidos no han perdido vigencia. Probablemente muchas escuelas de arquitectura -unas más que otras- siguen impartiendo la pedagogía desde la versión heróica de la modernidad (sirva la "Starchitecture" como ejemplo) sin prestar suficiente atención a la crítica a la modernidad que se desarrolló gracias a grandes hitos bibliográficos como este. Por eso vale la pena tenerlo presente y reconocer el valor original del texto de Rossi.

David H. Falagán