8 abr. 2016

Guía para otra revolución industrial

La impresión 3D. Guía definitiva para makers, diseñadores, estudiantes, profesionales, artistas y manitas en general
Mathilde Berchon, Bertier Luyt
Gustavo Gili, 2016

Estamos tan acostumbrados a dejarnos fascinar por las posibilidades creativas de las nuevas herramientas de creación, que a veces no nos damos cuenta de lo accesibles que pueden resultar estas tecnologías. La impresión 3D deja a un lado el habitual muestrario creativo de este tipo de publicaciones para centrarse en los aspectos puramente prácticos que pueden acercarnos a la experiencia de la fabricación aditiva. Por eso el texto se convierte en una guía perfectamente adecuada para todo aquel que considere seriamente la posibilidad de integrar esta tecnología en su proceso de trabajo.




El libro comienza dejando claro de qué posibilidades disponemos para la fabricación de un objeto y determinando claramente dónde se ubica la impresión 3D dentro de ese mapa. De una manera esquemática, podemos resumir que la fabricación se divide en 4 tipos de procesos: sustracción, combinación, deformación y adición. En este último ámbito se integra la impresión 3D, también llamada "fabricación aditiva", precisamente por su capacidad para componer un objeto por medio de un solo proceso de fusión de capas superpuestas.

Bajo este paraguas tecnológico, el texto repasa de manera explícita y específica cada uno de los modelos de impresión, procesos, tipos de impresoras, materiales, fases de producción, aplicaciones y recursos con los que se puede contar hoy día para implementar el ámbito de la fabricación en general o nuestro trabajo creativo en particular.


El texto es generoso en especificaciones técnicas, pero a la vez accesible y perfectamente entendible por cualquiera que todavía se considere profana-o en este mundo. La autora principal, Mathilde Berchon, experta en el mundo de la impresión 3D y en su pedagogía, no solo comparte consejos e información derivada de su propia experiencia, sino que sabe dirigirse a un público heterogéneo, lo que no hace más que confirmar las posibilidades metadisciplinares de la fabricación digital.

Obviamente, las implicaciones de la impresión 3D son tremendas. Tal y como se cita en el propio texto, Clémento Moreau, cofundador del servicio de impresión Sculpteo, lo ha resumido de una manera muy gráfica: los objetos de nuevo cuño, surgidos de lo digital y fabricados a demanda por medio de la tecnología de la impresión 3D, se adaptan a las necesidades del usuario final y anuncian ese mundo maravilloso a la medida de cada hombre, donde la producción en masa deja paso a la personalización en masa. Seguro que guías como esta ayudarán a que sea una realidad la difusión horizontal y democrática de esta tecnología.

David H. Falagán